Follow by Email

jueves, 13 de agosto de 2015

Calmachicha y foto aérea

Hoy he salido con un mítico de la antigua flota de first class 8 de Santander y viejo amigo.

No es que el Savreh no haya salido en lo que va de verano, es que últimamente he estado muy ocupado con obras, mudanza, más obras, pero esta vez las he sufrido en carne propia y no le he dedicado tiempo al blog.

Fundamentalmente, aparte de una noche en el Puntal con los niños, lo que hemos hecho Mar y yo es algunas escapadas los mediodías a comer y baño rápido fondeados en la Huera Grande o Canal de la Costa huyendo de la vorágine del Puntal.

Pero tenía ganas de salir con Luis Arias a recordar viejos tiempos. Quedamos a las 15:30, estaba nublado y soplaba muy flojo del Norte.


Estupenda foto del Savreh desde las alturas.

Dimos la vuelta a la isla de Mouro, que nos costó un montón doblar porque, aunque la dejamos por sotavento, pasamos tan cerca de los acantilados que nos vimos afectados por el viento que rebotaba en ellos. En cuanto los pasamos anduvimos más rápido. 




Haciendo la proa como en los viejos tiempos.

Vimos aparecer el Ferry por el horizonte y por el whatsapp nos enteramos que en él venía mi hermano Álvaro de Inglaterra, de llevar el Thales, un 40 pies que va a participar en la Fasnet. Así que nos cruzamos unas fotos y tuvimos la extraordinaria oportunidad de ser fotografiados casi desde el aire, ya que Álvaro estaba en la cubierta superior.


En esta foto salimos Álvaro, Luis y yo.

Pasando la Punta del Médico nos cansamos porque casi íbamos marcha atrás debido a la corriente de marea, arriamos las velas y decidimos fondear frente al embarcadero del Rey y darnos un cole antes de regresar a Puerto Chico. Fondeamos con orinque porque creía que había muchas más rocas en el fondo, pero luego buceando vi que la mayor parte era arena. Mucha gente fondea aquí pero yo hasta ahora no me había atrevido, así que lo añado a la lista de sitios protegidos del nordeste.

El Savreh entrando en Santander desde el Ferry.
Bueno pues eso, espero poder contaros nuevas aventuras. Hasta otra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario