Follow by Email

domingo, 9 de octubre de 2016

Megayate

Mira que vi superyates  en el viaje con el Corto Maltés en Cannes y Mónaco, pero el superyate de los superyates, el cojoyate, ha venido este fin de semana a Santander. 

Es de un banquero ruso, de 44 años y le ha costado 260 millones de euros, por no contar que ya se le ha quedado pequeño y se ha comprado otro mucho más grande.
Como somos muy de pueblo, esta tarde salimos a dar una vuelta para verlo. 






Hacia una tarde estupenda con viento del este, fuerza 4 y solete. 
Para que la tripulación no se me amotinase y como pensaba ceñir a la vuelta,  izé la mayor con un rizo. Fuimos  en popa hasta el muelle de Alvareda , donde estaba amarrado el superyate para verlo de cerca y nos dimos la vuelta, tenía dos hangares abiertos para desembarcar sus embarcaciones auxiliares. 


Para ceñir,  enrolle la mitad del génova y fuimos dando bordos hasta el Puntal. Cuando hace viento y reduces trapo, la verdad es que se pierde muy poca velocidad, por no decir ninguna, al menos ciñendo y se gana estabilidad, la caña no tira nada, no hay que estar pendiente del la escota de la mayor y la tripulación va más tranquila. Como la marea estaba baja, entramos por la canal del Puntal,  dando más bordos todavía porque como el viento era del este no daba de uno sólo, como cuando hace nordeste. Fondeamos a vela, que sólo había tres barcos y estuvimos un rato merendando y tomando un café. 

Esta foto va para Luis.
Levamos el ancla y sin arrancar el motor,  la vuelta también la hicimos a vela, como tiros. El gps marcó una punta de velocidad de 7 nudos.

Cuando estábamos recogiendo en Puertochico vimos aparecer el auxiliar del superyate, que parece la motora de robocop, que venía a recoger a los rusos en las escaleras  de la gasolinera. No veáis el publico que estaba ahí congregado. 


Aquí vienen los "badboys" en el bote de robocop a recoger a los dueños del barco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario