Follow by Email

domingo, 12 de febrero de 2017

La estiba

La estiba en el Etap 22i y en general,   en todos los barcos insumergibles es bastante escasa.  Esto es debido a que tienen un doble casco relleno de espuma de poliuretano. La flotabilidad aportada por la espuma debe ser mayor que el peso del barco  inundado de agua (esto no lo digo yo, lo dijo Arquimedes  hace mucho tiempo). 
Este volumen de espuma se sitúa en su mayor parte en la parte inferior, bajo las literas, para que ocupe el volumen del agua de la inundación, evitar que este agua se desplace con el movimiento de las olas (el efecto "carena liquida"). Esto es, si el peso del agua en el interior del barco se desplazase por ejemplo a la proa en la bajada de una ola, podría provocar que  el barco se diese la vuelta por delante.


Resumiendo,  que como hay poco o ningún espacio para guardar cosas bajo las literas, he decidido colocar unas redes con unas gomas en las baldas del camarote de proa,  que tienen tan sólo 10cm de anchura, para aumentar su capacidad.
La ventaja del doble casco es que el casco interior lo puedes utilizar como un trasdosado y taladrar sin miedo, de modo que he amarrado las gomas a unas embrillas atornilladas a la fibra del casco interior.

1 comentario:

  1. ¡Qué bien te ha quedado, Nacho, y menuda diferencia de espacio para estibar. Enhorabuenaa.

    ResponderEliminar