Follow by Email

lunes, 11 de julio de 2016

Noche en el Puntal

Hemos pasado la primera noche del verano en el Puntal.
Salimos muy tarde el sábado, después de hacer unos recados por el centro, eran ya las tres y media  de la tarde y como hacia bastante nordeste, la marea baja y el puntal abarrotado, nos fuimos directamente a la Huera Grande, en los arenales. Como es el primer día estamos un poco desentrenados y se nos ha olvidado la fruta y el pan. Allí comimos y estuvimos jugando a las cartas hasta que la marea nos permitió ir a la playa de Pedreña a fondear y seguir esperando a que se despejara el Puntal.
Con el bote, bajamos a la playa todos, incluso nos bañamos y estuvimos por ahí hasta las 21:00 que volvimos al barco a cenar.



Después de colocar las luces, ya de noche fuimos al puntal. Con la ayuda del NAVIONICS fondeamos en el centro de la canal del puntal pues en pleamar y de noche es difícil calcular para no quedarse varado en la baja.
Me he bajado una aplicación al móvil que se llama Anchor-Lite que con el GPS te coge el punto de fondeo, le pones el radio de giro de la longitud de cadena (el doble,  por el borneo) y si garrea y se sale del perímetro marcado, salta una alarma. Eso permite dormir un poco más tranquilo. 






Por la mañana amaneció muy bueno pero enseguida se nubló. Fuimos a dar un paseo por las Quebrantas y descubrimos un pequeño huerto que tiene el chiringuito del primer embarcadero. Tiene lechugas y tomates, evidentemente no los suficientes para cubrir la demanda del restaurante. 
Después de comer, cuando nos íbamos, apareció Luis Arias y sus hijos con su precioso bote. Se amarró a la popa y estuvimos un rato charlando y los niños enredando y jugando a su manera.






No hay comentarios:

Publicar un comentario