Follow by Email

martes, 6 de septiembre de 2016

Islas de San Juan. Domingo

Pues si, hemos repetido en las islas de San Juan, como el sábado daba la marea para estar por la tarde, el domingo, con la pleamar 20 minutos más tarde y un poco más de coeficiente,  también hacíamos calado. Además, las chicas estaban un poco envidiosillas de la excursión de ayer.
Salimos después de comer,  también a vela, con el viento y la corriente a favor. 
Ignacio pasando entre las dos boyas 14.
Para hacer un poco más de tiempo hasta las 18:00 que ya tendría calado, avanzamos un poco por la Ría de Astillero y nos dimos la vuelta pasada las isla de Pedrosa. En esta isla, de las más grandes de Cantabria, actualmente unida a tierra por un puente, se construyó un lazareto en 1869 para mantener en cuarentena a las tripulaciones de buques afectadas por enfermedades tropicales. Más tarde ha sido utilizado como hospital y actualmente, como centro para drogodependientes. En la foto se ve el embarcadero y un edificio pequeño con un cartel que pone "teatro" en su hastial.

La isla de Pedrosa. Un antiguo lazareto.
Esta vez teníamos el bote y antes de desembarcar en la Campanuca,  fuimos remando como los indios (Mar en una banda y yo en la otra, subidos al flotador) y dimos la vuelta a Peña Rabiosa donde no intentamos desembarcar,  lo dejaremos para otro día. 
Después de volver a ver la Campanuca, donde ya no quedaban moras porque nos las comimos todas ayer, desembarcamos en la Isla Tercera y no conseguimos pasar de la orilla debido a lo tupido de la vegetación.

Mar en la Isla Tercera. Al fondo la Peña Rabiosa a la que rodeamos en el bote.
Ya en el barco nos bañamos, tomamos un café calentito y al igual que ayer, antes de arriesgarnos a pasar la noche tumbados en el fango de la ría, volvimos a motor a Santander con la puesta de sol.

La Campanuca desde Peña Rabiosa.
El Savreh fondeado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario