Follow by Email

miércoles, 18 de junio de 2014

Hay días que no salen las cosas

y no es por la selección nacional de futbol (eliminada de la copa del mundo).

Hoy, después del trabajo, compramos una barra de pan, queso, chorizo, jamón y un tomate; y nos fuimos a comer al barco.

Estaba de NE medio, día típico veraniego, con la marea baja. En un principio fondeamos entre la canal de Pedreña y la canal del Puntal, el barco no hacía más que bornear de un lado a otro. Como siempre pasa, con la bañera llena de cosas para comer, cuando estábamos a punto de hincar el diente, nos damos cuenta que garreamos y nos metemos en la canal de Pedreña.


Recogemos y nos vamos un poco más adelante, con la proa pegando a una lengua de arena que delimita la canal del Puntal. Otra vez, a medio bocadillo, lo mismo.

Me harto, y como la bajamar acababa de pasar, nos vamos al Puntal hasta que toco con la horza y hecho el ancla, para más abundancia, engancho también el arpeo del Calamuco. 

Esa fue la definitiva, aguantó, pero no dio tiempo a más, cuando acabamos de comer nos volvimos a Santander.

En cuanto a las maniobras con el bote, hay que pulirlas más. Con nordestazo, no me he atrevido a "pinar" la zodiac en la proa, justo cuando voy a fondear, así que lo tuve que tirar al agua de nuevo. Ya os contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario