Follow by Email

domingo, 3 de agosto de 2014

El Puntal

A pesar de los malos pronósticos, hemos ido al Puntal, soplaba N suave y se nublaría por la tarde. Para pescar el buen tiempo, al menos hay que estar en "la cancha", porque en Santander, como esperes un buen pronóstico para ir a la playa, me parece que te vas a quedar en casa la mayoría de los días.

Fondeamos entre el primer y segundo embarcadero, había muchos barcos, pero no era el ajetreo del otro día, se ve que la gente, a estas alturas del verano, está menos ansiosa de playa y se lo toman con más calma.

Os enseño una foto del "porsiacaso", que es el arpeo de paraguas de 3,5kg que dejo deslizar por el cabo del ancla para que la cadena trabaje más en horizontal. Últimamente lo pongo muy a menudo, si no es porque hace mucho viento, porque hay mucha corriente o porque nos quedamos a dormir y me quiero quedar tranquilo, pues eso: por si acaso.


El arpeo, debido a la caída del cabo del ancla, no se ha deslizado hasta tocar con la cadena, pero ya la hace trabajar más en horizontal.

En el fondeadero, estaba también un supercatamarán holandés, y un barquito de 20 pies, de aluminio, con una familia francesa que llevan unos días en la bahía. Nada más llegar nos bañamos todos y cuando nos secamos, comimos una fresquísima ensalada de atún a la tahitiana y fiambre de carne, buenísimo! 

 Uno de los tripulantes, haciendo el mono.


Después de comer, bajamos a la playa para dar un paseo y que jugasen los niños. Al final de la tarde se nubló, cayó el viento totalmente, y a las 19:00 volvimos a motor a Puertochico. En contra de las predicciones meteorológicas, hemos disfrutado el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario