Follow by Email

domingo, 13 de julio de 2014

La Campanuca II

Después de haber contado la expedición de ayer en casa, y para aprovechar las mareas de estos días, hoy hemos repetido el desembarco en la Campanuca, pero en familia.

Soplaban oestes, y fuimos a amarrarnos a la boya que tiene mi tío Paco en el fondeadero de la playa de los Peligros. Mucho más cómodo porque agarras el cabo con un bichero y ya está. Te quitas el cuidado de fondear, que si garrea, que si se engancha el ancla en el fondo, tener luego que izarla, etc.

Ya estamos, amarrados.

Nos comimos una tortilla de patatas con bacon y nos pusimos las botas.
El olorcillo del bacon sale de la cocina.

Unas a la tarea.

Y el otro con el trabajo casi finalizado.

Después de recoger, nos soltamos del muerto y fuimos a la Campanuca, por el Páramo, con la marea muy alta, un rato a vela con un rizo y el génova medio enrollado para que no se ponga nerviosa la tripulación, y otro rato a motor, sobre todo al acercarnos que, aunque hay más agua que ayer, da un poco de canguelo atravesar las antiguas escolleras que hay fuera de la canal de Astillero.

 Desembarco en la Campanuca.

Cogimos las plantas para hacer la colonia y Sofía estuvo, como no, cogiendo flores para un ramo. Dimos una vuelta de reconocimiento y nos hicimos unas fotos.

 Hemos conquistado la isla!


Cuando regresamos al barco, los chicos nos bañamos, merendamos y volvimos a Santander a motor, Sofía se durmió abajo. A última hora se había puesto la nube y hacía un frío que pelaba. Llegamos a Puertochico a las 20:00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario