Follow by Email

jueves, 3 de julio de 2014

Laredo - Santander

30 de junio de 2014
Distancia: 21,2 Mn
Duración: 5h 13´
Avs: 4,1 knt
Max: 5,8 knt



Como veis, he conservado el track.

Este lunes, después del trabajo, mi hermano Álvaro nos llevó a Javier Vidal, compañero de trabajo y a mi a Laredo. Salimos sin más preámbulos para aprovechar el nordeste que estaba soplando, que pronto caería.

La vuelta a Santander tenía mejor pronóstico y sería mucho más tranquila que la ida a Laredo. Iniciamos la travesía a las 16:27 con rumbo N, a motor, el viento daba para ir ciñendo, pero nos podía la prisa. De repente y sin preguntar, un pesquero que se encontraba a unos 100m se puso a montar un cerco con las redes, no sabíamos si nosotros íbamos también a ser cercados, pero mantuvimos el rumbo y por suerte, no caímos en sus redes.

Hasta que no estuvimos al E del Faro de la Punta del Pescador no izamos las velas, para ir derechos a Cabo Ajo a vela, con la ola de viento a favor, a unos 5 nudos.


Al poco de salir nos cruzamos con este crucerote que entraba a Santoña o Laredo.

Los pesqueros que estaban fondeados ayer y antes de ayer ya no estaban, pero tuvimos que sortear un montón de palangres.

Javi atento a la maniobra.

Íbamos a orejas de burro, con el génova entangonado a barlovento. Poco a poco el viento iba cayendo y el ritmo era más tedioso. Javi se sintió algo "indispuesto" y después de dar de comer a los peces, se acostó en la bañera. Al poco, sólo se oían las olas y algún ronquido.

Cabo ajo al fondo.

El viento fue rolando al N y quitamos las orejas de burro, cuando llegamos a Cabo Ajo, prolongué un poco el rumbo de 300º  que nos daba algo de velocidad, a ver si daba mejor para entrar a en la bahía. Cuando enfilamos Santander, ya casi no andábamos, íbamos a unos 2 nudos y a ese ritmo llegaríamos a las 12:00. No sé si se suele hacer, pero se me ocurrió entangonar el génova a sotavento para que no flamease mucho con las olas, parece que aguantamos un poco más. 

Al final claudiqué, no quería entrar de noche, más que nada, por no montar las luces de posición que lleva el barco, que son a pilas, y es un poco rollo. Metimos motor y al poco, Javi se recuperó y me dio un poco de palique, pasamos el Faro de la Cerda justo cuando se encendían las luces del puerto.


Entrada a Santander, a motor. Al fondo, la Magdalena.

Después de sortear otros tantos palangres (debía ser la marea), entramos en la bahía y amarramos a las 21:40,  todavía había luz. El Savreh estaba de nuevo en Puertochico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario