Follow by Email

sábado, 12 de julio de 2014

La Campanuca

La Campanuca es la isla más grande de las tres que forman el archipiélago de San Juan. Este idílico archipiélago está deshabitado, es de formación caliza y está cubierto por encinas costeras. Pues no está muy lejos, se encuentra en la bahía de Santander, al norte de la isla de Pedrosa y a unos 30m de la costa este de la canal de Astillero. Son más conocidas por kayakistas y senderistas. Con mareas bajas es accesible andando, pero con mareas vivas como la de hoy, en la pleamar se puede acceder en barco y es un fondeo muy agradable.

A la isla de la Campanuca fue el Savreh hoy, con el grupo de Carpediem, de tripulación, una doctora, dos niñas de 10 y 11 años y yo. La flota la componíamos cuatro barcos, dos de Puertochico y dos de Marina del Cantábrico. Hizo una tarde con muy buen tiempo, después de una semana lloviendo.

Salimos de Puertochico con vientos suaves del norte fuimos a vela hasta la isla, excepto un tramo que hicimos a motor para alcanzar a la flota. Fondeamos a unos 50m de la isla excepto el Cherne, que tiene 32 pies y al calar más, no se atrevía a aventurarse fuera de la canal de Astillero. 


 
El Billy Budd y el Corto Maltés.

Vinieron dos socorristas de la Cruz Roja, y en varios viajes en la zodiac, nos desembarcaron en la Campanuca a todos los niños, médicos y tripulantes. En la isla, los niños estuvieron cogiendo unas plantas que luego metían en alcohol y se convierte en una colonia con olor a anís.

Luego escalamos a la cumbre, que está a unos 15m de altura y desde ahí se divisaba todo el archipiélago y la costa de Pontejos, la bajada fue más difícil.

Desde lo alto se puede ver la segunda de las islas en la que por lo visto hay una cueva utilizada como escondite durante la guerra civil.

El Billy Budd y el Savreh.

Como la bajamar nos acuciaba, sobre todo al Savreh, que era el único con la orza fija y no me hacía gracia quedarme a cenar, nos fuimos los primeros y fondeamos junto al Cherne, al borde de la canal de Astillero. Allí las niñas se bañaron y luego merendaron. Mientras, nos pasó un avión que aterrizaba en el aeropuerto de Parayas por encima. Por lo visto, si el palo del barco mide más de 8m, hay que pedir un permiso al aeropuerto para que te digan cuando puedes pasar. ¿Alguien lo pide?.

El avión con el tren de aterrizaje, preparado para aterrizar.

El track de la expedición.

NOTA PARA EXPEDICIONES POSTERIORES: según el gráfico de mareas, nos hemos ido de la Campanuca sin pegar en el fondo a partir de 4,10m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario