Follow by Email

martes, 15 de julio de 2014

Martes

Martes, día entre semana, sin niños, hace bueno, nordeste . Después del trabajo, nos pasamos por el supermercado, compramos un  poco de comida y bajamos al barco.

Al bajar el bote en el puerto, con la driza del espi, se ha roto el puente del palo, donde estaba la polea de la driza, se conoce que estaba más preparado para trabajar en horizontal, que en vertical con el peso del bote. Aunque solo pesa 26kg, debería haber resistido.

A la salida de Puertochico, cuando doblábamos el pantalán de hormigón, nos cruzamos con un crucerote inglés de unos 50 pies, el tío iba por su izquierda y no se quitaba. Yo me mantenía por la derecha, casi nos aplasta contra el pantalán de hormigón. Cuando se dio cuenta, rectificó el rumbo y me pidió disculpas. Se conoce que desde Inglaterra no había pasado por una canal "continental" y a lo mejor es que en el mar también circulan por la izquierda. Como estaba la marea muy baja, se quedó varado en Puertochico, y tubo que salir marcha atrás. Justo castigo a su perversidad.


Por lo demás, sin novedad. Fondeamos entre la canal del Puntal y la de Pedreña, comimos y tomamos un poco el sol. A la vuelta tuve que subir el bote "a mano", tampoco costó tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario